Preguntas frecuentes

¿Qué información deben aportar las empresas para la obtención del Certificado?

Las empresas que soliciten el certificado deberán aportar todos los datos relativos al diseño del envase, así como los materiales y las diferentes sustancias que lo compongan, además de muestras físicas del envase a analizar.

Para garantizar la validez del sello la empresa solicitante deberá guardar los datos del envase facilitados durante dos años, garantizando de esta forma que el análisis realizado coincide con las características del envase que muestra el sello.

¿Puede cualquier envase obtener el Certificado?

Podrán obtener el certificado de reciclabilidad, así como su correspondiente sello, los envases domésticos primarios completos (por ejemplo: botella + etiqueta + tapón), así como el conjunto de envases primarios y secundario o de agrupación, es decir, los envases tal y cómo podrían ser adquiridos por el consumidor.

Los envases de agrupación por sí solos y los envases sin elementos auxiliares, podrán obtener el Certificado de Reciclabilididad, pero no el Sello (para empresas fabricantes de envases).

Los elementos auxiliares de envase (etiquetas, tapone, opérculos, etc.), podrán obtener un certificado que acredite que son aptos para el reciclaje de determinado envase (para empresas fabricantes de materiales auxiliares de envases).

¿Qué beneficios obtienen las empresas al tener el Certificado?

  • Adquisición de un conocimiento exhaustivo de los procesos de reciclado de sus envases, así como las posibles interferencias que las características de los envases podrían generar en dichos procesos.
  • Alcanzar sus compromisos ambientales en materia de reciclaje, así como obtener un aval de los mismos y del cumplimiento de las normativas.
  • Posicionamiento de mercado ante una demanda cada vez más exigente.
  • Mejorar de la reciclabilidad de los envases y/o material auxiliar de envase.
  • Manifestación de una concienciación medioambiental y social.
  • Ratificar su contribución a la Economía Circular

Una vez realizada la evaluación ¿es obligatorio incorporar el Sello en el envase?

No. Cada empresa determinará si considera oportuno o no incluir el sello con el resultado obtenido en su envase.

¿El Certificado evalúa el comportamiento ambiental del envase?

No. La evaluación se limita al comportamiento del envase en los procesos de su reciclado. Para mejorar el comportamiento ambiental del envase es necesario realizar un trabajo de ecodiseño, tomando como base un Análisis de Ciclo de Vida.

¿Qué periodo de validez tiene el Certificado y el Sello?

Tanto el certificado como el sello, tendrán una validez de 2 años. Transcurrido este periodo, aunque el envase no haya cambiado, para su uso se requerirá una nueva evaluación, pues los procesos de reciclado pueden haber evolucionado a favor o en contra de su reciclabilidad. Cualquier variación cualitativa o cuantitativa de los componentes del envase acarrea una inhabilitación de su uso, requiriéndose un nuevo examen para su utilización.

¿Qué tipo de ecoetiqueta es el sello de reciclabilidad?

Es una ecoetiqueta de tipo II. Se trata de una autodeclaración de la empresa propietaria del envase, con una evaluación y revisión externa de un tercero.

Como cualquier ecoetiqueta relevante, la aplicación del sello tendrá un periodo de perfeccionamiento de tres años y será analizada por la Cátedra UNESCO ESCI-UPF para identificar puntos fuertes y posibilidades de mejora conforme a la evolución del conocimiento en ecoetiquetas, normas ISO correspondientes y otros referenciales.

¿Cómo se muestra la reciclabilidad del envase?

Tanto el Certificado como el Sello de Reciclabilidad mostrarán el porcentaje de material de envase disponible para un reciclado de calidad de dos posibles formas:

  1. Porcentaje: mostrando el resultado numérico obtenido en la evaluación.
  2. Nivel: mostrando el nivel obtenido, mediante estrellas.
    • <=49,9% : 1 estrella
    • 50% – 74,9% : 2 estrellas
    • 75% – 89,9%:  3 estrellas
    • 90% – 94,9%: 4 estrellas
    • >=95%: 5 estrellas